A QUIÉN ESTÁ DESTINADO

Estas fotografías se realizan siempre a petición de las familias que contactan conmigo cuando se sienten preparadas, ya sea a través de sus Asociaciones, o de otras familias que les hablan del proyecto. Eso implica que han iniciado su duelo y que se encuentran en un momento de su proceso en el que consideran que estas fotos van a ayudarles a avanzar. Es por eso que, de forma general, las familias a las que fotografío se sienten aliviadas al participar, porque están cumpliendo con algo que tenian pendiente: le están dando a su hijo un reconocimiento palpable, están creando recuerdos nuevos con y para él y eso les reconforta. Por lo general las familias manifiestan alivio, y aunque hay una gran mezcla de sentimientos, dicen sentirse en paz después de hacer estas fotos. Los padres que acuden a mi ya suelen estar en un momento de su duelo en el que hablan de sus hijos con normalidad, les reivindican y les hacen manifiestos ante otros. No es por hacerse las fotos que hablen mas de sus hijos pero si que, segun ellos mismos me comentan, les resulta mas facil hacer entender a otros esa necesidad: pueden enseñar una imagen de sus hijos, tenerlas en casa, incluirlas en los retratos de familia, compartirla en redes sociales... Y eso contribuye a una mayor visibilidad.

Este proyecto lo llevo a cabo sin ánimo de lucro, y no recibo ninguna ayuda ni financiación. Lleva activo 8 años y ha supuesto unos costes de +4.800€. Pero desde finales de 2016 me es imposible seguir asumiendo esos gastos sin ayuda. Por ese motivo, junto con las familias se acordó que las sesiones pasarían a tener un precio simbólico para evitar la paralización del proyecto (30e) Esta aportación se usa como donativo y sirve íntegramente para poder sufragar los gastos de desplazamiento, alojamiento, dieta, y difusión. 

Muchas GRACIAS!! 

Fotografías realizadas EN BILBAO por Esel Fotografía.

Gracias Esther!!!

OPINIONES de FAMILIAS

que ya han participado

"Para mí era muy importante contar con alguna imagen en la que apareciera mi hija, aunque fuera de manera simbólica. Cuando veo esas fotos de familia estamos todos. Que los demás vean estas fotos me hace sentir muy bien, porque es una manera de mostrarles que ella también forma parte de nuestra familia”

 

“Las fotos consiguen visualizar que nuestra pequeña ha existido. La mayoría de la gente de tu alrededor intenta que lo olvides lo antes posible, cuando lo que tu necesitas es mantener vivos todos los recuerdos. Ojalá hubiera podido también tener fotografías de ella; pero ni tan siquiera tuve ocasión de despedirme"

 

“Las fotos han influido en nuestro duelo de manera más que positiva. Fue como darle más sitio a nuestro hijo en nuestra vida, de reconocerlo también socialmente porque podemos enseñar las fotos. Y admirarlas: son un tesoro! Fotos de la familia completa"

 

“Esta es una forma de crear nuevos recuerdos de nuestra hija, es como tener mas pruebas que existió" 

 

"Durante la sesión de fotos, se nos fue haciendo un nudo en el estómago y yo personalmente no pude parar de llorar. Pero cuando salimos, mi marido y yo nos abrazamos, y sentimos una paz interior difícil de explicar”

 

"En esta foto estamos los cuatro... aunque la mayoría de personas solo ven a tres. Nos transmite paz y armonía, tanto que la hemos usado como invitación de boda”

 

"Estas fotos han sido un acto de amor hacia nuestra hija. Nos han ayudado a cerrar el duelo de forma sana. Necesitamos cosas tangibles para guardar en nuestra memoria. Las fotos han dignificado y reconocido la memoria de nuestra hija”

 

"Hace ya 7 años que conocí y despedí a mi primer hijo. Estos años he hecho todo lo que he podido por él, pero de todas estas cosas solo tenía una espinita: no haber conseguido ninguna foto suya. Esta sesión fue como suavizar la punta de esa espina, por fin pude incluirle en una foto mi familia"

 

“Nuestro bebé murió a las 37 semanas de gestación y no tuvimos el valor de hacerle ninguna fotografía... Ahora podemos formar parte de este precioso proyecto”

 

"Tener un recuerdo como este es muy importante para nosotros, porque no tenemos nada físico suyo. Estas fotos nos recuerdan que él forma parte de nuestra familia y nos ayudarán a explicar a sus hermanas que tienen un hermano mayor en el cielo que las quiere”

 

"Soy mami de 4 preciosos angelitos que se fueron al cielo antes de tiempo. Al ser perdidas tempranas tenemos muy poquitas cosas de ellos. Tal vez por eso mismo, queríamos hacer este reportaje”

 

"Hace mas de dos años que nuestro bebé nos dejó, y esta es la primera vez que podemos enseñar sus cositas" 

TESTIMONIOS de FAMILIAS

sin fotos de sus bebés

"Yo no pude conocer a Martín, porque yo también estaba muy enferma. El no haberle podido ver hizo más difícil mi duelo. Imagino su carita, necesito esa imagen y como no la tengo la creo en mi mente. Para mi hubiera sido muy útil tener una foto ahora de Martín, saber cómo era su cara. En ese momento no lo piensas, el dolor no te deja pensar. Sólo lloras. Ojalá me lo hubieran ofrecido. Ahora no tendría que imaginar" 

 

"Mi hija Sara tenía 27 semanas cuando murió en mi barriga. En ese momento no la conocimos, ni hicimos fotos. Por suerte, pude despedirme de ella el día que la incineramos. Me hubiera encantado que alguien hubiera hablado directamente conmigo y con mi marido, y nos hubieran dicho lo beneficioso que es conocer a tu bebé, despedirte, hacer fotografías..." 

 

"Hubiera significado mucho poder tener una imagen de mi hijo... tener su carita en el recuerdo para siempre. Su recuerdo está en mi cabeza, pero tengo miedo a que se me borre. Y poder presentarlo a la familia... Lo primero que me dijo mi otra hija cuando le di la noticia fue llorando que ella quería conocerlo y ver su rostro, que se ha ido sin saber cómo era. Y mi madre... también tiene esa pena de no saber cómo era..."

 

"En el caso de las madres que quedamos ingresadas de gravedad, la mayoría no vemos a nuestros hijos cuando fallecen. Poder tener una fotografía suya significaría mucho: no nos quedaría esa sensación de irrealidad, en la que pasamos de tenerla en la panza a no tener nada. Sería de gran ayuda para las familias que alguien pudiera registrar en una fotografía a nuestro bebé"

 

"Daría lo que fuera por haber tenido una foto de mi hijo Luis, estaba a unas cinco semanas de salir de cuentas cuando recibimos la noticia de que nuestro bebé estaba muerto. Después de un parto rápido pero muy difícil no me vi con fuerzas de ver a mi hijo, mi marido si  lo vio pero estaba tan afectado que ni se le pasó por la cabeza hacerle una foto. Nadie en el hospital nos propuso hacerle fotos y lo hubiéramos agradecido enormemente"

 

"En ese momento no piensas en una foto ni en nada por el estilo, estás en shock. Pero una vez empiezas a asimilar lo que ha pasado.... ahora daría lo que fuera por tener una foto de mi princesa Queralt"

 

"Me arrepiento de no haberla sostenido en brazos y no haberme sacado fotos con ella: pensé que no podía, nadie me dijo que era posible hacerlo si quería... Me hubiese encantado sostenerla y retratar el momento, es de lo único que me arrepiento: de no haber preguntado e insistido para hacerlo"

 

"Mi príncipe nació de 27 semanas y fue directo a UCI Neonatal. Solo le pude sacar dos fotos, que ni se ve por todos los aparatos que llevaba por todo su cuerpo (y porque no me dejaban) A los diez días me lo desconectaron en mis brazos....nos pasaron a un despacho vacío....y ahí me lo dejaron unas horas para despedirme de el. Lo cargue...lo abrace...lo bese.....y se me ocurrió decirle a mi hermana que me tomara una foto....pues iba a ser nuestra única y ultima foto....la tengo guardada como mi tesoro" 

 

"Mi hijo vivió 12 horas. La única foto que tengo es de cuando estuvo en la habitación y su padre le hizo  una para enviársela a la gente - antes de morir.  Luego todo se precipitó, lo llevaron a la incubadora y murió cuando lo iban a trasladar.  Yo creo que en el momento no lo piensas, pero si alguien te la ofrece,  alguien que te explique los beneficios para ti por el hecho de poder tener ese recuerdo, seguro que la haces" 

 

"No le hice ninguna foto, aunque era una idea que pasaba por mi cabeza mientras sostenía y miraba a mi pequeña. Y ojalá alguien me lo hubiera recomendado ya que seria la única manera de tener el recuerdo de su precioso rostro sin que sea un recuerdo borroso...."

 

"A medida que pasaban las horas mis analíticas salían mal, en dos días mi hijo murió. Nadie te prepara para esto... me dejaron ver a mi hijo al cabo de un día pero me sentí incomoda con los médicos mirándome y no nos atrevimos hacer ninguna foto. Ojalá se hubieran ofrecido hacernos fotos a los tres juntos, fue un shock donde nadie te guía y te pierdes el recuerdo de demostrar que tu hijo que existió y merece lo mismo que si hubiera vivido: unas fotos, unos recuerdos, un ratito a solas con él sin médicos..."

© textos e imágenes Norma Grau 2019 Barcelona

Todos los derechos reservados

© Logotipo: My Name is Mir

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now